Discutiendo el tema nuclear

Transcribo tal cual una discusión tomada de Facebook.
Me daba penita que se perdiera en el hiperespacio, y tenía ganas de opinar sobre el tema del año.

(Si quieres seguir el debate, eres libre de hacerlo en los comentarios)

– Si le escribo va a ser para todo lo contrario..

– Se explique.

– Pues eso, que el debate nuclear en Europa, y concretamente en España, no tiene por qué haber cambiado un ápice desde la semana pasada, y yo la semana pasada era pro-nucelar.

– Pues bien mirado tiene usted razón, la semana pasada la nuclear era tan insegura como lo es esta, es sólo que hora tenemos pruebas de ello. ¿Por mera curiosidad que le motiva para ser pro-nucelar?

– Es la única fuente que HOY es capaz de aportar buena parte de la energía que consumimos, emitiendo residuos (generalmente) confinables. Las energias fósiles emiten residuos no confinables, y proporcionalmente (energia/daño) mucho más perjudiciales para el medio ambiente. Las renovables son HOY insuficientes.
Creo que el impacto ambiental real, y el humano global, incluso con lo de Fukushima, está sobrevalorado.
Además de tratarse de una catástrofe (terremoto+tsunami de proporciones bíblicas) muy especial, que es estadísticamente improbable en el resto del planeta y aún así, ojo, ha pasado una semana y aún aguantan (aunque mal).
Vamos, que me preocupa, pero no me quita el sueño.
Por cierto, vivir a 100Km de una central cuyo diseño es similar a una que ha aguantado un terremoto de 9 grados y un tsunami antes de empezar a dar problemas, agravados porque todo, incluso la central y sus sistemas (o la posibilidad de hacerlos llegar de fuera) estaban devastados por el fango, me tiene de lo más tranquilo.

Dicho todo esto, soy de la opinión de esperar unos días/semanas/meses y ver realmente lo que ha pasado y sus consecuencias (Japón no es ucrania y creo que han demostrado suficiente transparencia) antes de tomar decisiones que por otro lado pueden hacer que, a: consumamos más petroleo y b: nos vayamos económicamente al garete del todo.
Lo de Fukushima no es contagioso, y sospecho que lo que ha sucedido no hace que ahora todas las centrales nucleares de Europa estén a puntito de explotar y no puedan esperar unos meses, ni mucho menos. No es bueno tomar decisiones en caliente.

En resumen: Residuos ya hay. Cerrar las centrales no va a hacer que esto cambie. Dejarlas evolucionar, igual sí. No veas cómo avanzará la ciencia el día que reciclarlos sea rentable. De hecho, ya ha avanzado. Las nucleares hacen un buen papel y, salvo accidentes, son las no-renovables más limpias (intercambio con el ambiente) que hay. Su seguridad (su grito aquí, por favor) está sobradamente probada. Y aún con accidentes, el impacto real comparativo, fuera del radio de alcance directo (cosa que en Japón parece que será en poco tiempo el terreno de los propios reactores), bastante más pequeño que el efecto de los gases que emitimos todos los días, y de todo tipo sin despeinarnos.

Y todo esto picado en la pantalla del móvil, para que te hagas una idea de lo que me enciende el tema… 😉

– Nuclear power provides about 6% of the world’s energy and 13–14% of the world’s electricity, De la wiki. Cantidad facilmente substituible por medidas de ahorro, ni menciono otras energías renovables.

– Venga, vale, y quién empieza a ahorrar, ¿tú o yo?
¿Construímos unos molinos para ese 6% que nos falta para mañana?

Y la base… las nucleares proporcionan la base de potencia consumida (no se pueden parar y arrancar alegremente), y las renovables dependen, algunas, del día que tengan. Literalmente.

Apunta vectores de almacenamiento en la lista del to-do. Quizás hidrógeno, que no es nada peligroso vistos los telediarios de esta semana. O baterías, que no contaminan. Quizás bombear agua, que sí es seguro y limpio, pero no olvides multiplicar por 1/eficiencia del vector elegido ese 6% que nos falta.

Un 6% es mucha energía. Y si no es nuclear, hoy, será fósil.

Algún día podremos prescindir de ellas, y ojalá que pronto también de los fósiles, pero hoy no podemos permitírnoslo, y menos con la que está cayendo.

Muy poca gente está dispuesta a renunciar a sus comodidades. Algunos podemos intentar que nuestra huella sea lo más pequeña posible sin renunciar a nuestras comodidades cotidianas (en general, bajo consumo, sentido común, reciclaje,…) pero poco más.

Vamos, que ojalá no hubieran existido nunca, ni el propósito que las hizo viables, que es peor, pero ahí están. El daño principal (los residuos) ya está hecho, y de aquí para adelante, el resto, hasta lo de estos días, es anecdótico en comparación.

Ahora son necesarias.

De ahí, el precio de los combustibles, incluido el uranio, hará el resto. Las renovables, espero, evolucionarán. Pero no será inmediato.

Por cierto, un artículo la mar de interesante, que por cierto, reparte para todos los lados. http://www.lapizarradeyuri.com/2011/03/16/y-fukushima-no-resistio/

– Excelente blog que sigo frecuentemente. LLevo hora y pico posteando en un foro rebatiendo argumentos como los tuyos (peores generalmente en realidad) así que no voy a hacerlo al menos hoy. Pero piensa un poco, según cuentas pueda que no seas pro-nuclear, Yo, anti-nuclear convencido, jamás (hasta esta semana que me lo estoy pensando) he pedido que se cierren las centrales de hoy para mañana sin más, pero desde luego las 220 que dicen hay planteadas además de las 400 y pico activas, esas que se las metan por donde les quepan.

– Pues cerrar centrales ‘ya’ es lo mejor que se nos ha ocurrido hacer en Europa, algo que no he oído ni mentar (igual no me ha llegado) en países más pragmáticos como EEUU.

Pero bueno. No te voy a decir que una nuclear sería mi vecina ideal, aunque no me aterraría. Tampoco construiría nuevas a cascoporro (el uranio también es finito, y otros materiales como el plutonio son más ‘delicados’). Mientras tengamos pendientes las asignaturas “ahorro energetico 101” y “renovables 202”, son una fuente que ahí está, y cuyo coste incremental de producción (lo dicho, cerrarlas no ahorra nada al problema de los residuos), es bajo. Seguramente no esté de más darles un repaso, visto lo visto, pero ni la antigüedad ni un accidente al otro lado del planeta deben ser un criterio determinante para decidir su clausura.

Ah, y por cierto, en mi opinión, todos los residuos se deberían almacenar en plantas automatizadas al ladito mismo de la central de Chernobyl. Sería una buena forma para Ucrania de sacar pasta, y allí ya hay un almacen permanente de residuos que probablemente la humanidad nunca verá limpio.

This entry was posted in Personal. Bookmark the permalink.

2 Responses to Discutiendo el tema nuclear

  1. theist says:

    Coincido plenamente excepto por una cosa. Yo soy anti-nuclear. Por dos motivos.

    1) La contaminación creada multiplicada por la vida activa del residuo, unida a los métodos de tratamiento (almacenaje hasta donde se pueda) hacen que me parezca un alto precio total.

    2) Se trata de una energía barata sólo para países con alto poder adquisitivo, por lo que se trata de una energía altamente injusta. Además el rol que juegan las economías débiles en todo esto es el de ser el almacén de la mierda del primer mundo.

    Por lo demás me parece que Fukushima ni ha cambiado ni debe cambiar nada. Es un accidente más o menos previsible, pero indudable conforme t tiende a infinito.

    Si ahora la gente se lo piensa otras dos veces antes de poner una nuclear o la opinión pública se desliza un poco más hacia el anti-nuclearismo a mí me va a parecer bien, aunque no haya sido por los motivos adecuados.

  2. motion says:

    De acuerdo, pero yo lo veo desde un punto de vista práctico:

    1) El incremento de los residuos sobre los que ya hay, entre los que además habrá que contar los propios de la desmantelación de centrales, hace que realmente sea relativamente despreciable el hecho de seguir manteniéndolas en marcha. O sea, que parar ahora las centrales supondría un coste adicional (el desmantelamiento) sin beneficio ecológico directo alguno.

    2) Sí, pero. Lo que gastamos en nuclear no lo gastamos en petroleo. Si lo hiciéramos, su precio subiría, y joderíamos más a los países del tercer mundo, además de a nosotros mismos.

    Con todo lo demás, totalmente de acuerdo. Tampoco creo que sea el momento de ponerse a hacer centrales nuevas, al menos no muchas.
    Pero, siendo pragmáticos de nuevo, merece y mucho la pena mantener en condiciones (de seguridad y eficiencia) las que ya hay, simplemente porque ya están. La mayor inversión de todo tipo ya está hecha, y el coste incremental, tanto ecológico como económico, es muy bajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.