#hoyProbamos: Nabaiji mp3 acuático

mp3acuatico nabaijiComenzamos la sección #hoyProbamos con el mp3 acuático Nabaiji que se puede encontrar en cualquier Decathlon por unos 75€.

Se trata de un reproductor mp3 con 2 GB de capacidad, pantalla retroiluminada, capaz de contar los largos y calcular la distancia para los entrenamientos de natación. En este post veremos qué aporta, qué le falta, y cuál es la impresión general después de haberlo utilizado de forma intensiva durante varios meses.

Con la caja en la mano: 2GB de espacio puede parecer poco, pero no creo que a mucha gente se le repitan las canciones en una sesión de natación, ni en una semana. Podría tener más capacidad, sí, pero no es algo realmente necesario.

La carga de música tiene que ser a través del cable especial que conecta con el único conector del dispositivo, o sea, que no es un USB estándar, y que obliga a tener especial cuidad con el cable que sirve tanto para cargar música como para cargar la batería. Si lo pierdes tendrás un problema. El conector tampoco es un minijack, es un microjack, de modo que aunque se pueden conectar otros auriculares utilizando el cable adaptador que incluye la caja, hace que también sea más que recomendable cuidar los auriculares acuáticos que vienen en el paquete.

Una vez cargada la batería y la música es hora de llevarlo a la piscina. Recomiendan fijar con fuerza los auriculares en el conector. He leído sobre bastantes usuarios que han tenido problemas con esto, y que han tenido que descambiarlo. En mi caso el dispositivo ha funcionado siempre correctamente, aunque hay que ‘cogerle el truco’ a los auriculares.

No es cuestión de que entre o no agua, ni de que estén bien fijados o no. Con el tiempo terminas aprendiendo que lo importante es que el cable no quede tirante al mover la cabeza, que el pasador de detrás de la oreja apoye en la cabeza, y que el auricular quede perpendicular al tímpano. Si no, puedes tener sesiones de natación en estéreo, en mono de un oído, del otro, o que vayan cambiando según cambies el estilo. Esto pasa.

El auricular izquierdo perdió una cubierta metálica que lleva en el interior al tercer día, y me hizo pensar que se había roto. Lleva varios meses así y funciona perfectamente, aunque ese auricular acumula más cera que el otro por el espacio que queda. También hay que tener cierto cuidado con el cable. En mis primeros días, y hasta que me aprendí el truco de poner el reproductor a un lado de la cabeza, el cable me golpeaba en la espalda y terminó haciéndome una especie de rozadura bastante molesta.

Con respecto a la usabilidad, cogerle el truco a los auriculares tiene su gracia, pero al cabo de un par de días o tres, la impresión es buena, generalmente. Se agradece que la pantalla sea retroiluminada, aunque la dependencia de un ‘botón de goma lateral’ para algunas de las funciones es un poco pesada. La botonadura no es especialmente intuitiva (es curioso cómo hay que operar para activar la reproducción aleatoria), y si olvidas apagarlo ‘del todo’, que es pulsando el botón play hasta que dice ‘good bye’, se come la batería y al día siguiente te quedas sin música en la piscina.

Sobre el contador de largos, normalmente va bastante bien. Si haces alguna parada y giras, se pierde, pero he podido ver por el reloj Garmin Swim (que veremos otro día) que es un ‘mal de muchos’. Tiene dos cosas que hacen que esté bien, pero no del todo: Una de ellas es que llevas el reproductor en el cogote (se fija en la cabeza, sujeto con la goma de las gafas), de modo que no puedes ver alegremente cuántos largos llevas, y la pantalla además se apaga. Dispone de dos modos de aviso que ‘pitan’ cuando llevas un rango de lo que has programado. En mi caso uso el que avisa al 50%, que viene bien para ese día en el que estás espeso y no sabes si llevas cuatro o cuarenta. Y pita, parando el crono, cuando ‘cree’ que has completado la distancia. Esto último suele ser un contratiempo, porque el cacharro, cuando se pierde suele contar de más, así que te quedas sin saber realmente tu tiempo al terminar la cantidad real de largos que querías hacer.

Disonancia postcompra: Baja. Si te gusta nadar pero te aburre estar una hora en una piscina es una buena inversión. Su precio es razonable y su utilidad clara.

Impresiones adicionales:

Anduve googleando un rato largo hasta que decidí comprarlo. Vi otros sistemas para contar largos, y me habría gustado un sistema que fuera capaz de dar algo más de información, y no sólo pitar de vez en cuando. Algo como Runkeeper, o el iPod, capaz de hablar y decirte el tiempo que llevas, los largos, el ritmo,… pero no lo encontré.

También echo de menos la capacidad de registrar información. El aparato lleva un acelerómetro que está muy infrautilizado. Sólo se usa para mostrar cuántos largos llevas, y calcular la distancia. Tiene un sistema de almacenamiento al lado que podría utilizar para registrar cada largo. No haría falta nada complicado. Un CSV con la sesión y el valor del crono en cada largo. Una pequeña aplicación de ordenador capaz de cargar esto podría valer para analizar el rendimiento en la piscina.

La carencia de todo esto hace que utilice el dispositivo como mero reproductor de música en la piscina, y su crono/contador de largos como referencia, pero no como herramientas.

Si nadas solo más de dos horas a la semana, y se te hace aburrido el ruido blanco, este aparato o uno similar es un must-have.

 

This entry was posted in #hoyProbamos, test and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to #hoyProbamos: Nabaiji mp3 acuático

  1. pancho says:

    Acabo de comprarlo y uso mac osx, pero no logro conectarlo ni a los 3 minutos de espera que indican 🙁

  2. Daniel says:

    Hola, hoy he comprado la versión básica, pero no soy capaz de entender como colocarme los tapones sin que me entre agua.

  3. Aitor says:

    Buenas,
    he leído que has conseguido poner el aleatorio… como lo haces? no consigo encontrar información de como hacerlo! 😉
    Muchas gracias!

  4. Jonathan Talkowski says:

    Hola. Sé que este post ya es viejo. Hace unos años vivia en España y compre este reproductor mp3 nunca me dio ningún. Estoy viviendo en Argentina y lo traje conmigo. Hace 3 años que no lo uso, comencé a ir a una piscina por lo que me acorde de ellos. Pasa algo extraño, si bien tengo todos los cables, no logro poder ponerlo en on, es raro, porque el cable parece estar bien enroscado, pero esto no da “señales de vida”. Cual puede ser la causa?

  5. Danielle says:

    Creo que ese fabuloso video que se llama Murcia 2035, vamos a poder verlo en petnsrreeo mundial el jueves en la Agencia de Desarrollo Local ( c/ Azarbe del Papel, frente al Centro Zig Zag, en Avda. Juan Carlos I), y tambic3a9n compartiremos un avance del libro Integrayparticipa.es, Guc3ada evaluacic3b3n de un proceso participativo para la integracic3b3n.Asc3ad tendremos un motivo para vernos y pasar un ratico bueno

Leave a Reply

Your email address will not be published.